• meraakmagazine

Portada: “NO TIME” starring Maya Zapata

Entrevista por: Brenda Peréz.

Corrección de estilo: Roció Flores Espejel.

Ella es una mujer a la que no la detiene nada, es actriz de cine y televisión, conductora, productora, escritora, creadora y co-creadora, ejemplo a seguir, pero su camino no ha sido fácil, se ha abierto las puertas ella sola en un país en el que ser mujer y morena no te da las mismas oportunidades.


Nos cuenta cómo ha podido sobresalir en el medio, también sobre su activismo en el tema racial para poder crear oportunidades para todos.


1. Eres una mujer exitosa, a pesar de todas las adversidades que se te han presentado tanto a nivel personal como profesional has salido adelante, ¿Cuáles son las cualidades que te han ayudado a lograrlo?

-Pues sin duda mi carácter rebelde y resiliente, además de la fidelidad y seguridad que tengo en mí misma y la fortaleza que forjó mi madre en mí desde que era chica. Para mí los “No” han sido un motor para encontrar los “Sí”. Porque en esta carrera, aunque se diga lo contrario, el talento no es la principal arma para ser exitosa, si eres una mujer morena. Y no, no me siento mal por mi color de piel, la amo y es parte fundamental de mis encantos, pero el mundo no está diseñado para incluir a los talentos racializados en los espacios de visibilidad como es la industria del entretenimiento.

2. “Soy tu Fan” fue una propuesta que revolucionó a la televisión, muchos se identificaron con los personajes y temáticas abordadas, diez años después ¿Qué se siente regresar a “Soy tu Fan: la película”?

-Este es un proyecto muy especial para todos los involucrados. Nunca perdimos la esperanza de volver a retomar el proyecto. Fue un reencuentro muy lindo. Pero sobre todo el reencuentro con un público que nos demostró que querían narrativas diferentes, más cercanas a nuestras realidades, por lo menos, amorosas. Soy tu fan nos mostró las formas torpes en las que nos relacionamos al enamorarnos. Muchos se vieron reflejados ahí, además de que los personajes hablaban como la gente normal y las mujeres no lloraban cada dos escenas como aún se estila en las telenovelas.

3. No solo te has conformado con el éxito, sino también eres una luchadora que busca derribar estereotipos, activista en @poderprietomxs ¿en qué momento surgió esta conciencia de que debías generar un cambio?

-Desde pequeña supe que era diferente. Desde chica mis compañeros actores blancos siempre tuvieron mayor visibilidad que yo. Durante muchos años pensé que era una cuestión de suerte, más tarde supe que eso se llamaba racismo. Sin embargo, fue en la pandemia que fui descubriendo la complejidad de las estructuras racistas, clasistas y patriarcales de nuestro mundo. Razón por la cual las cúpulas del poder global son mayormente blancas y la pobreza es prieta o racializada. Aunque por supuesto existan personas no blancas ricas y personas blancas pobres, las estadísticas reflejan un patrón, una clasificación de los cuerpos de las personas que son el resultado del proceso de colonización europeo que el mundo vivió hace 500 y 400 años.

No es casualidad que las personas morenas, originarias o Afrodescendientes, no les sea permitido interpretar más que el estereotipo de su clasificación, es decir, podemos representar papeles de servicio, de oficios, de dolor, la histórica posición de víctimas o delincuentes, pero no se nos permite representar personajes que hablen de la belleza, la felicidad, la plenitud, los finales felices, la educación. Esas representaciones han sido casi exclusivas de las personas blancas en las narrativas del mundo. Hay países que han logrado revertir ese proceso, un gran ejemplo son India o Nigeria, también los países del norte global están en ese proceso, pero en México y Latinoamérica no hemos logrado esa urgente y necesaria reivindicación a pesar de que nuestros países son mayormente prietos. Tenemos normalizado e internalizado el racismo de tal manera que seguimos encontrando normal la exclusión de nuestros cuerpos prietos en el universo de lo visible y los espacios de poder, así como también encontramos normal la sobre racialización de la pobreza y nuestras cárceles.

4. En tu opinión, ¿cómo se vive la “inclusión forzada” en la televisión? Sabemos que ha sido debate últimamente, por espectadores que se niegan a aceptar el cambio en el color, género, o preferencia sexual de personajes ya establecidos.

-El término “inclusión”— aunque a mí no me guste, porque asume que alguien nos tiene que abrir la puerta para poder entrar— es necesario porque es una realidad. La inclusión es la respuesta que tiene el potencial de reparar la exclusión histórica de muchos grupos.


Mucha gente dice que es necesario que nosotros mismos abramos nuestros propios espacios de visibilización y eso es verdad.

El término “inclusión forzada” es profundamente excluyente y por lo tanto racista, clasista y patriarcal. Pues implica que a esas personas excluidas no les corresponde ocupar ese lugar. Lo más grave es que este argumento lo dice todo tipo de gente, por eso el racismo no es un tema de personas malas, si no de la historia que modeló la visión de nuestro mundo. Una visión que nos urge cuestionar y transformar.

5. Octubre es el mes en el que muchas marcas y empresas se pintan de rosa para crear una nueva cultura en las mujeres con la finalidad de combatir el cáncer de mama ¿que tan importante crees que es conocer y cuidar tu cuerpo?

-El amor propio es lucha y resistencia. Y por supuesto que es necesario cuidarnos. Pero la pregunta más importante es: ¿por qué estamos viviendo una epidemia de cáncer en el mundo? Nos urge cuestionar el sistema capitalista que pone el dinero como prioridad antes que las personas, porque somos las personas quienes pagamos cara la factura y recibimos muy pocos beneficios en comparación con los dueños del capital y los medios de producción.


6. ¿Qué consejo le darías a todas las mujeres con respecto al tema?

-El cáncer está en lo que consumimos. Lo que consumimos no está hecho para cuidarnos sino para lucrar. Las enfermedades siempre dependen de nuestros contextos temporales e históricos, de nuestros vicios, usos y costumbres. No basta con curar el cáncer, es necesario prevenirlo. Para hacerlo necesitamos cuestionar y cambiar nuestras prácticas de consumo y a todos aquellos que producen lo que consumimos.


7. ¿Qué haces para sentirte bien tanto física como mentalmente?

-Practicar Crossfit, tomar terapia y tener el acompañamiento, la contención emocional y el amor de mi marido, mis amigas y mis compañeros de Poder Prieto.

8. ¿Quien ha sido tu mayor inspiración en tu vida tanto personal como profesional?

-Mi madre.


9. Tienes una carrera envidiable; actriz de cine y televisión, conductora, productora, luchadora social, ¿qué le falta a Maya Zapata por hacer en otros ámbitos de su vida?

-Seguir desarrollándome como una escritora, creadora y co-creadora responsable. Quiero contar las historias que nos merecemos, unas donde estemos representados dignamente y que nos ayuden a construir futuros mejores, desde múltiples miradas.


10. Estamos a pocos meses de cerrar el año, ¿Qué viene para Maya en 2023?

-Harto trabajo con Poder Prieto. Todavía queda mucho, mucho por hacer…


34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo